Cuando comprendí que todo, absolutamente todo lo hacemos utilizando una estrategia, fue mucho más fácil mirar mi negocio de una manera estratégica. Como dice el título de este post, todos los días utilizamos estrategias o bien pensamos estratégicamente.

Si lo piensas, todos los días usamos estrategias. Entonces, ¿qué es una estrategia?

Una estrategia es un plan de acción que nos va a llevar del punto A, en el que estamos, al punto B, donde queremos llegar. 

Para ello, muchas veces nos deberíamos hacer tres simples preguntas

  1. ¿Dónde estamos, cuál es la situación actual?
  2. ¿Hacia dónde queremos ir?, ¿Por qué queremos llegar hasta allá?
  3. ¿Cómo llegaremos?, ¿Qué acciones deben ocurrir para poder llegar hasta allá?

Te doy un ejemplo del día a día, para que lo puedas ver con mayor claridad

Supongamos que dentro de nuestro plan para este año 2018 está el aprender inglés, ya sea para ascender en mi trabajo, porque me iré de viaje a Europa, por desafío personal, etc.

Entonces, de acuerdo con nuestras preguntas, sabemos cuál es la situación actual: No sé inglés. Sabemos dónde queremos llegar: Aprender inglés porque queremos ganar un ascenso en nuestro trabajo, etc. y por último, ¿Cómo llegaremos, qué acciones deben ocurrir para ello?: Tomar un curso de inglés, ya sea presencial o digital.

¿Puedes verlo mejor ahora?, todos los días estamos planeando mediante una estrategia.

Ahora, vayamos al terreno de nuestros emprendimientos. Muchas veces escuchamos estrategia y de inmediato se nos viene estrategia de marketing, no sé si les pasa a  ustedes, pero para mí si fue así por mucho tiempo. Y quiero que veas, que en realidad, planeaciones estratégicas deben estar en todas las áreas de nuestros negocios: Ventas, producción, marketing, recursos humanos, etc.

Existen diferentes fases en la planeación de una estrategia

Quiero mencionarte las fases en este post para que las conozcas (en este post no indagaré más en detalle) y quiero hacer hincapié en la importancia de la última fase de la supervisión y control de los avances, dado que si no medimos los resultados, difícilmente sabremos si alcanzamos el objetivo planteado y tampoco sabremos, en dónde hubo un error en caso de que exista.

Las fases del desarrollo estratégico son

1) Desarrollo de una estrategia, la cual, en los negocios, debe ir ceñida a los valores y a la misión de la empresa.

2) Establecer objetivos

3) Diseñar la estrategia para alcanzar los objetivos. Este es el mapa de ruta, aquellos hitos que deben ocurrir para que el objetivo se cumpla.

4) Ejecutar a estrategia

5) Supervisar y medir los avances, a modo de corregir en caso de tener un resultado no esperado.

Espero que este post de la semana te haya sido de utilidad, cuando aprendí que día a día nos guiamos estratégicamente, pude verlo con más claridad y mi mente realmente tuvo una nueva mirada fuera de la caja.

Cariños! y si te gustó comparte con una mujer comprometida con su negocio!

Karen Vidal