Cuando escuché este término pensé, ¡esto del marketing da para mucho!  y también tuve que pensar cómo es la mente humana y lo creativa que es para ponerle nombre a todo :-). Vamos entonces a este post y conozcamos más sobre el marketing de relaciones.

Marketing relacional o marketing de relaciones

El marketing de relaciones nace de un cambio en la orientación de la estrategia del marketing buscando tener relaciones de largo plazo con los clientes. Son una serie de acciones que ejecutamos a un determinado segmento de clientes, para conseguir su fidelización en el tiempo.

Cómo logramos hacer un marketing de relaciones

Mediante la oferta de productos y servicios que se ajustan a las necesidades y las expectativas de nuestro consumidor y cuyo objetivo es potenciar las ventajas competitivas de la marca y así evitar que nuestros clientes se vayan a la competencia.

La diferenciación entre las marcas han migrado hacia el Valor del Producto y hacia la relación con el cliente.

Características del marketing relacional

  1. Debe ser interactivo
  2. Personalizado, hoy en día podemos segmentar nuestros clientes y con ello, podemos ofrecer lo que nuestros clientes necesitan.
  3. Receptivo, hablar menos y escuchar más a nuestros clientes.
  4. Orientado al cliente, se centra en las necesidades de nuestros clientes. Prioriza la participación de cada cliente.
  5. Discriminativo, y esto puede sonar fuerte, pero, claramente queremos aquellos clientes que nos brinden mayor margen en nuestros negocios, queremos aquel cliente que nos vuelva a comprar y no sólo el mismo producto, sino que también queremos hacer cross selling (compra otros productos) y up selling (compra productos con mayor margen).

Elementos claves para una estrategia de marketing de relaciones

  1. Orientarse en los clientes que nos brinden una mayor rentabilidad.
  2. Resaltar los beneficios que obtendrán nuestros clientes con nuestros productos o servicios.
  3. Tener en mente que queremos lograr una relación de confianza en el tiempo.
  4. No olvidar que la calidad, ya sea de nuestro producto o de nuestro servicio, será el eje de la relación.

Ok Karen, pero, entre todo lo que mi negocio demanda por hacer, dime por qué se justifica tener una estrategia de marketing relacional, pues bien, te diré por qué,

Porque  tener una estrategia de marketing relacional,

  1. Te permite conocer las necesidades de tus clientes más rentables y con ello, enfocas tus esfuerzos en ellos.
  2. El costo de captar un nuevo clientes es 5 veces más costoso que el de retener un cliente potencial. Por lo tanto, fidelicemos nuestra cartera de clientes!!!
  3. El mercado cada vez tiene más oferta y el número de la competencia sube, ¿Lo han notado cierto?, pues bien, al hacer esta estrategia, vamos creando un micro nicho dentro de nuestro nicho de mercado y llegamos primeros a descubrir y suplir sus necesidades.
  4. Al conocer las necesidades de nuestros clientes, podemos ir incorporando nuevos productos y servicios que se orienten a satisfacer aquellas necesidades que aún el mercado no suple o no de la mejor manera.

Espero que este post te haya aclarado el término, no lo veamos como una hazaña más por hacer y tomémoslo como una oportunidad de ir segmentando nuestra cartera de clientes, trabajando y poniendo nuestros mayores esfuerzos en aquellos clientes que mayor margen de ganancia nos entrega. No olvidar que es nuestro negocio y que de él vivimos y queremos vivir bien.

Si te gustó compártelo con una amiga emprendedora

cariños!